October 09, 2018
Nosferatu, una sinfonía del horror y una obra maestra del impresionismo

Ahora que se acercan esas fechas en las que se pone de moda el horror y el terror con temporadas como Halloween vale la revisar la estética de las películas de terror. En Fujifilm, como buenos amantes de la fotografía y las corrientes artísticas quisimos revisar este clásico, no sólo del cine mudo, sino de la historia del cine, para que, lo descubras y re-descubras la magia en esta obra que estuvo a punto de perderse en el olvido.

Nosferatu, eine Symphonie des Grauens, o Nosferatu, La Sinfonía del horror, es una película muda de 1922, dirigida por Friedrich Wilhelm Murnau y representa la primera adaptación fílmica del Drácula de Bram Stoker.

La obra cuenta con una fotografía que, para la época, era impresionante, muy bien cuidada, con un manejo de la luz excepcional, que pertenece a un movimiento artístico llamado expresionismo alemán. El expresionismo es una corriente vanguardista cuyos cimientos se anclan en la estética romántica de lo grotesco del siglo XIX y en el decadentismo - otro filme emparentado con Nosferatu es El Gabinete del Dr Caligari de 1919 -.

En el filme, seguimos la historia del Conde Orlok de Transilvania y de cómo se enamora de la esposa de Hutter, un agente de bienes raíces, su trágico final y todo aderezado con la estética expresionista y macabra. ¿La trama te resulta familiar?  

Murnau querían hacer un filme de vampiros y la productora no consiguió los derechos para usar la historia de Drácula, los guionistas usarían la trama pero le cambiarían los nombres y otros detalles. Jonathan Harker sería Hutter, Mina pasaría ser Ellen y el conde Drácula se llamaría Orlok.  Florence Stoker, la viuda de Bram Stoker, interpuso una demanda a la distribuidora de Nosferatu y al propio Murnau por plagio en 1925. Como consecuencia, todas las copias del film fueron retiradas inmediatamente de Alemania. Pero por suerte, Nosferatu ya se había comenzado a distribuir por Estados Unidos y por otros países de Europa. Fue imposible retirarlo en todos los países, pero debido a la inmensa cantidad de copias no oficiales Nosferatu ha llegado hasta nuestras manos en una gran cantidad de versiones diferentes

El vampiro que muestra Murnau, en consonancia con el expresionismo, se aleja del vampiro de Stoker en sus rasgos físicos. El vampiro de Nosferatu es un ser horroroso, de cráneo deforme, colmillos exageradamente grandes, ojos saltones y mirada amenazadora, zarpas afiladas, e incluso, pestilente. Es un vampiro completamente opuesto del que en 1931 interpretará Bela Lugosi en el Drácula de Tod Browning –en Stoker el vampiro está situado en un punto medio, ni tan horrible ni tan elegante–. Murnau opta por las ratas, seres sucios y repugnantes como el propio protagonista, que además ayudan perfectamente a montar la trama de la epidemia. Si bien el vampiro de Murnau dejó de usarse, excepto tributos puntuales a su film, no dejó de ser una referencia constante en el cine de vampiros, un clásico que debes revisar si te gusta la fotografía y el cine.

Puedes ver la película completa aquí

 

 

Accesos LDM