November 08, 2018
La importancia de cuidar nuestros lentes

Cuando decidimos comprar o ampliar nuestro equipo fotográfico hacemos una inversión económica grande. Cuando compramos algo, al principio lo tratamos con mucho cariño y cuidado: no queremos que se estropee, se ensucie, o simplemente se lleve algún golpe. Pero con el tiempo nos relajamos y con el paso de los años o con el propio uso aquello que más dinero y esfuerzo nos ha costado conseguir puede terminar estropeándose.

El cristal es muy delicado y es precisamente el cristal la parte más importante de nuestro equipo fotográfico. Si el cristal de nuestro lente está manchado o en mal estado, puede llevarnos a tener fotografías con poca definición o manchas oscuras. Para evitar esto, lo mejor que puedes hacer es guardar los objetivos en un lugar seco, fresco y limpio. De esta manera evitarás que la lente entre en contacto con polvo, suciedad y humedad que puede dañarla.

Ten en cuenta que estos elementos (la suciedad y el agua) pueden llegar a entrar dentro del lente siendo imposible limpiarlos.

A la hora de proteger un objetivo durante su uso tenemos varias opciones:


El filtro UV. Son cristales transparentes que se enroscan en el objetivo y protegen el cristal propio de la lente. No restan luz, pero pueden disminuir un poco la nitidez de la imagen resultante, sin embargo, si se dañan serán más fáciles (y baratos) de sustituir que un objetivo. Si quieres saber más sobre los filtros, encontrarás información en este artículo.


La tapa. Totalmente imprescindible para mantener el cristal de nuestro objetivo en buen estado. Siempre que no estés haciendo fotos, coloca la tapa. Aunque te dé pereza estar colocándola y quitándola. Tener la tapa siempre a mano te salvará de más de un susto. Además, debes tener en cuenta un par de cosas: la primera es que debes colocar con cuidado la tapa, por mucha prisa que tengas. La segunda es que debes asegurarte de que quede bien ajustada. De lo contrario puedes terminar por rayar el cristal, así que vigila mucho.

¿Cómo limpiar el cristal de un objetivo?

Lo primero que tienes que hacer es adquirir un kit de limpieza, o en otras palabras, hacerte con un paño de microfibra, un poco de líquido limpiador y un pincel de cerdas simétricas.

Con el pincel limpia los restos de polvo más grandes. Después, echa un poco de líquido sobre la gamuza (no lo hagas directamente sobre el cristal) y limpia haciendo círculos desde el centro del cristal hacia el exterior.

Los objetivos deben guardarse con tapa trasera de plástico. Jamás guardes un lente fotográfico sin hacerlo: incluso envuelto en plástico aislante, puede resultar dañado de manera irreparable.

Accesos LDM