May 08, 2018
Minimalismo: menos es más

El minimalismo no es sólo un tipo de fotografía o una moda, el minimalismo es una filosofía, una corriente que abarca desde la decoración hasta la música pasando por la fotografía. Es un estilo de vida. ¿Necesitas ser minimalista para lograr una fotografía minimalista? No necesariamente. Sin embargo, te ayudará el conocer algunas claves para lograr una fotografía de este estilo con interés. Menos, es más, pero siempre y cuando ese menos esté bien ejecutado y cuidado.

¿Qué es una fotografía minimalista?

El minimalismo trata de reducir a la mínima expresión, de eliminar todo aquello que sobra, de abstraer, de reducir a lo esencial. ¿Cómo se aplica esto a la fotografía? Eligiendo un único sujeto y hacer que sea el protagonista único de la imagen. Todo lo demás sobra. Se elimina de la forma que se pueda, pero se elimina. No puede haber elementos que no tengan que ver con la historia, que distraigan, que desvíen la mirada. Se trata de mostrar la belleza de lo simple, seducir con la mínima información. Se trata de una fotografía simple, a nivel visual, de economía de elementos, pero no de contenido. Una fotografía sobria, limpia.

Consejos para lograr una fotografía minimalista

  1. Entender el minimalismo
Si bien no es necesario ser un minimalista en todos los aspectos de tu vida, conocer esta corriente y entenderla te ayudará a la hora de visualizar tu foto, de 

buscar ideas, de encuadrar, de mirar con ojos minimalistas. Estaría bien que leyeras algo relacionado con esta filosofía, que intentaras comprender su forma de entender la vida y el arte, sobre todo.

  1. Cuidar la composición

Muy, pero que muy importante es mimar la composición en una fotografía minimalista. Si hay uno o dos elementos en la imagen y están mal colocados, habrás arruinado por completo la idea. Cuida las líneas, si son rectas, tienen que estar rectas en tu imagen. La geometría juega un papel importante en este tipo de imágenes.

  1. Color

Utiliza el color como protagonista de tu fotografía minimal. Colores brillantes y fuertes contrastes pueden darle sentido a tu fotografía.

  1. Fondos

Busca fondos lisos, blancos, negros, o cualquier otro color que no distraiga o sume información. Vale que sume valor a la imagen, pero no información innecesaria. Puedes eliminar un fondo molesto cambiando la perspectiva, trabando en larga exposición para conseguir un efecto sedoso del agua o utilizando aperturas muy amplias que lo desenfoquen por completo, por poner algunos ejemplos.

  1. La mirada

Cambia tu forma de mirar cuando vayas por la calle. Céntrate en los detalles, en protagonistas únicos. Da igual si llevas o no cámara, se trata de entrenar tu ojo, tu mirada. Procura ver con una mirada nueva, más inocente, como si fueran los ojos de un niño. De camino al trabajo, o a casa, o dando un paseo, mira a tu alrededor, intenta aislar un sujeto, o un objeto. Piensa cómo lo encuadrarías. Este ejercicio te vendrá muy bien.

  1. Historia

Al igual que puedes emocionar con el mínimo número de elementos, también puedes contar una historia. Incluso hacer ambas cosas. Cómo narrar una historia a través de la fotografía lo tienes muy bien explicado aquí, ahora bien, aplicado a la fotografía minimalista, procura centrarte en un sólo elemento, o dos, si es necesario, elimina todo aquello que sobre en la escena.

Leonel Hernandez