July 18, 2018
Tips para fotografía de alimentos, más allá de Instagram

Para nadie es información nueva que fotografiar nuestros alimentos se haya vuelto una tendencia en los últimos años; de hecho, existe una categoría en Internet dedicada a las fotografías de alimentos, especialmente de aquellos que tienen un aspecto sumamente apetecible, exótico o, en algunos casos, decadentes. A esta categoría se le conoce como food porn y millones de personas participan de la práctica todos los días. Pero, lejos de ser algo que se pueda percibir como frívolo, la fotografía de comida guarda en sí misma cierta belleza que, en las manos de un fotógrafo con visión, puede ser explotada.

Para que las fotografías de comida no se queden únicamente en redes sociales guardando likes, te presentamos algunos consejos, para que puedas capturar la esencia de la gastronomía y el arte del buen comer.

Lo primero que podemos decirte es que la fotografía de comida sigue las mismas reglas de cualquier otra fotografía. Sigue los principios de encuadre e iluminación que usarías normalmente, no pienses en que tienes que crear una composición especial sólo porque se trata de comida. Si tratas estas fotografías del mismo modo, puede que te encuentres con una visión distinta y resultados que a ti mismo te sorprendan.

Algo que la comida proporciona es oportunidad de explotar gamas de colores muy vivos. Al ser ingredientes perecederos, son productos llenos y de vida y la vida está llena de color. No te enfoques únicamente en el producto terminado que, bien montado, tiene su propia belleza. Piensa en los ingredientes y en qué representa cada uno al momento de ser comidos, trabaja con formas, texturas y colores y cómo eso se traduce en sabores.

Por último, busca el mejor ángulo para el platillo terminado. Una toma cenital es lo más común, pero, al ser lo más común, también es lo que se espera y lo que más rápido cansa. Analiza a detalle el platillo y ve cuáles son sus puntos estéticos fuertes. Explótalos y experimenta con distintos tipos de lente. En casos como estos, un lente macro podría ser de utilidad, pero también existe la posibilidad de jugar con lentes como un 50mm.

Sigue nuestros blogs para más consejos e información relacionada con el mundo de la fotografía.



Accesos LDM