February 06, 2019
Entrenar el ojo ¿por qué es importante el arte plástico en la fotografía?

Fotografía es en su etimología más básica “pintar con luz”.  Hoy en día también es considerado un arte, pero no siempre fue así. Su integración al arte fue un proceso muy discutido que comenzó con los fotógrafos retratistas. El retrato fotográfico tuvo gran acogida como reemplazo del retrato pintado ya que aquel era mucho más barato. Debido a la popularización creciente del retrato fotográfico en detrimento del pintado, gran cantidad de pintores decidieron convertirse en fotógrafos retratistas para sobrevivir.

Con la aparición de naturalismo - centrada en la objetividad, buscando imitar la realidad y la naturaleza con un alto grado de perfección - apareció una puerta que se abrió para dar a la fotografía una verdadera importancia en el arte ya que al imitar de una forma casi perfecta la realidad, superaba ampliamente a la pintura en este aspecto.

Sin embargo, la relación con la pintura siempre ha estado ahí, ya que ambas se nutren de sí mismas para su propia creación. La pintura por un lado necesita la composición, el color, y al igual que la fotografía se nutren de elementos que afectan el resultado final de ambas disciplinas. La fotografía le pide prestado a las artes plásticas el color, la composición y las nutre de luz para capturar momentos congelados que cuentan por sí mismos una historia completa. Al igual que la pintura, ambas disciplinas se complementan ya que existen pinturas que se basan en fotografías para sus obras como los hiperrealistas o bien fotógrafos que buscan imitar una obra poderosa en una imagen como lo hace Joel-Peter Witkin y que se ven influenciados por pintores como Caravaggio y su tenebrismo.

Existen más teorías que intentan explicar para qué sirve el arte, pero cualquier artista, aunque no sepa nada de teoría o historia del arte, puede intentar responder a esta pregunta desde su interior, cuando está creando. Todas las sensaciones y sentimientos al ejecutar los movimientos, al elegir el material, los colores, las dificultades con las que se topa o los interrogantes cuando llega a un punto en el que no sabe cómo continuar.

No es necesario que seamos expertos en arte o pintura, o que nos fumemos todo un curso de historia del arte, pero sí que aprendamos a apreciar un poco esta relación casi simbiótica de las artes plásticas con la fotografía y sería lo ideal poder entrenar nuestro ojo fotográfico para aprender a contar nuestras propias historias. Así que nunca está de más visitar alguna galería local, o museo y ver el tipo de exposiciones artistas para apreciar. Al final el arte, gratifica, eleva y otorga sentido. Si podemos lograr eso con nuestras fotos, estamos del otro lado.  

 

 

Accesos LDM

Comentario (0)

Escribe un Comentario

Los comentarios serán publicados después de aprovarse