September 15, 2017
Fotografía de arquitectura

Cuando hablamos de fotografía de Arquitectura, es muy probable que nos vengan a la mente las típicas fotos de casas, rascacielos o cualquier otra edificación que muchos hacemos cuando estamos recorriendo las calles de alguna ciudad. Pero, desde su punto más profesional, debe mostrarnos -tanto externa como internamente- una obra arquitectónica en todo su esplendor y siempre destacando los detalles que reflejan el diseño que el Arquitecto definió desde su bocetaje.

La fotografía de arquitectura es fundamentalmente técnica y sencilla en cuanto a concepto, por lo que el material necesario no es excesivamente complejo. Tampoco vamos a necesitar de iluminación artificial ni material de estudio, ya que la realizaremos evidentemente in situ y normalmente con luz natural.

  Para fotografiar edificios o espacios de la forma más fiel posible, necesitaremos fundamentalmente dos cosas: campos de visión amplios y ópticas con la menor distorsión posible, por lo que usaremos básicamente objetivos angulares y estándar. No se recomienda utilizar teleobjetivos, excepto cuando debamos fotografiar detalles difíciles de alcanzar con una óptica corta.

El tripié es necesario para estudiar bien el encuadre, sobre todo en interiores donde usaremos exposiciones más largas. También es importante una buena rótula, que nos permita movimientos precisos y fijar la cámara en la posición exacta que queramos. Si añadimos un nivel de burbuja en la zapata del cuerpo de la cámara, mucho mejor.

Una de las claves de la fotografía de Arquitectura es no distorsionar la perspectiva, algo que no es fácil con angulares extremos si no son de calidad. Es fundamental utilizar buenos objetivos y, por supuesto, mantener la cámara en horizontal si no queremos que las líneas converjan. En cuanto inclinemos un poco la cámara, las líneas no serán paralelas y, por tanto, se distorsionará la realidad.

 

Por otro lado, ya sabes que el filtro polarizador es un accesorio fundamental cuando estamos fotografiando vidrios desde diferentes ángulos, o exteriores en los que el verde y el azul toman protagonismo. Tenlo a la mano ya que lo usaremos cuando nos interese evitar reflejos, o para saturar los cielos y contrastar las nubes en el exterior.

Cuando hablamos de fotografiar espacios, la luz es fundamental. La habilidad del fotógrafo en saber aprovecharla y sacarle el máximo partido en cada espacio es la clave de la fotografía de Arquitectura. Tanto en el exterior como en los espacios interiores juega con las luces y las sombras, estudia los diferentes momentos del día y aprovecha aquel donde se entienda mejor lo que quieres fotografiar.

Aprovecha el amanecer y el atardecer para tener sombras suaves, y las horas centrales si quieres sombras duras y definidas. Y por supuesto, aprovecha la hora azul, es un momento mágico para las fotos de exteriores.

Encuentra todo lo necesario para capturar casas, edificios, construcciones, interiores y todo lo que se te ocurra en la tienda online Fujifilm oficial: https://tiendafujifilm.com.mx/

Leonel Hernandez