March 27, 2018
Fotografía nocturna

Si bien la fotografía se basa en la luz, se puedan hacer grandiosas tomas en la noche. Para lograr grandes fotografías con poca luz es necesario que tengas en cuenta éstos consejos.

La mejor hora para fotografiar

Si lo que deseas es fotografiar edificios de la ciudad y que se recorte algo en el horizonte, la mejor hora es la llamada hora azul.

La hora azul es aquella en la que las luces artificiales de los edificios equilibran su intensidad con la luz solar (ver portada).

A efectos de nuestros ojos parece ser de día, pero en las fotografías el resultado es de una fotografía nocturna.

Si lo que deseas es fotografiar las estrellas o la vía láctea necesitarás algo más de oscuridad. Además de que has de hacer las fotos en noche cerrada, las fotos no las puedes hacer cerca de una ciudad grande porque la contaminación lumínica que la misma produce impedirá que la cámara vea bien las estrellas. Eso implica como es lógico que no se pueden hacer las fotos con luna, ni llena ni de otro tipo.

Equipo necesario

No es necesario un equipo especial pero algunas cosas que es necesario tener en cuenta:

Cámara: cualquiera que permita exposiciones prolongadas. Es conveniente llevar baterías de repuesto.

Objetivo: mejor que sea luminoso y angular. Entre 15 y 24mm, quizás 35mm.

Cable disparador o mando a distancia: Si es mecánico mejor, en caso contrario hay que llevar pilas de repuesto.

Trípode robusto y pesado: Hay que evitar hasta la más pequeña vibración.

Flash: para hacer destellos y pintar con luz en algunas tomas.

Linterna: Es interesante que sea de esas que van en la cabeza para poder tener las manos libres, como las de los espeleólogos.

Filtros: para colorear la luz del flash o para filtrar la luz que recibe la cámara.

 

Cálculo de la Exposición

Quizás ésta sea la parte más complicada ya que la fotografía nocturna se hace con sensibilidades bajas, 100 o 200 ISO como mucho.

Lo ideal es acertar lo más posible la exposición a la primera sin necesidad de hacer muchas fotos de exposición prolongada que sobrecalentarán el sensor. Para eso comenzamos por poner una sensibilidad muy alta, abrir el diafragma lo más que se pueda y calcular la exposición para el cielo.

Supongamos que para ISO 6400 y f/2.8 nos da una exposición de 30 segundos, usando la tabla de reciprocidad tendremos lo siguiente:

ISO 6400 > 30 segundos

ISO 3200 > 1 minuto

ISO 1600 > 2 minutos

ISO 800 > 4 minutos

ISO 400 > 8 minutos

ISO 200 > 16 minutos

Si vas a fotografiar con un diafragma más cerrado, f/4 por ejemplo, deberás seguir aumentando la exposición, el doble por cada punto de diafragma que cierres.

Si disponemos de flash de mano y lo ajustamos para iluminar objetos cercanos a ISO 200 y f/2.8 podremos crear unas fotografías espectaculares. Ampliando o recortando la exposición se puede aclarar u oscurecer el cielo. No olvides que para lentes de alta luminosidad como los de ángulo amplio los puedes encontrar en nuestra tienda online

Leonel Hernandez